PROTÉGETE DEL SOL

Ha llegado el verano. Muchos ya están de vacaciones y para otros están a la vuelta de la esquina. El verano es la estación ideal para divertirse en la playa, la piscina y con los deportes acuáticos, dar largos paseos y disfrutar de la luz del sol.

Aunque el sol tiene efectos beneficiosos para nuestros huesos, el estado de ánimo, la presión arterial, etc., la exposición prolongada y la falta de protección hacen que este astro luminoso nos muestre su lado más oscuro. Las quemaduras solares, el envejecimiento prematuro de la piel (fotoenvejecimiento), las cataratas y el cáncer de piel son algunos de los efectos nocivos de las radiaciones solares. Desde SEMES Divulgación queremos darte algunos consejos para protegerte de los riesgos de la exposición solar.

¿SABEMOS DE QUÉ RADIACIONES HAY QUE PROTEGERSE?

La radiación solar se divide básicamente en:

  • Luz visible: Nos permite apreciar los colores
  • Radiaciones infrarrojas (IR): Emiten la radiación en forma de calor. Parecen estar implicadas en el fotoenvejecimiento y la formación del cáncer de piel.
  • Radiaciones ultravioletas (UV): Las más conocidas. Se dividen en:
    1. UV-A: Son las responsables del bronceado. Están relacionadas con los daños de la piel a largo plazo, como las arrugas, pero también desempeñan un papel importante en algunos tipos de cáncer.
    2. UV-B: Son las responsables de las quemaduras solares. Dañan directamente el ADN de las células de la piel por lo que son responsables de la mayoría de los cáncer de piel.
    3. UV-C: No llegan a la tierra.

¿CÓMO PODEMOS PROTEGERNOS DE LOS EFECTOS NO DESEADOS?

La mayoría de las personas pensamos en la protección solar cuando vamos a pasar un largo día en la playa o en la piscina, pero la exposición al sol del día a día se nos olvida. Por ello debemos tener en cuenta estas recomendaciones siempre que estemos al aire libre.

  • Busca la sombra, sin olvidar que árboles, sombrillas y toldos no protegen totalmente de las radiaciones solares. Éstas son más intensas entre las 10:00 h y las 16:00 h.
  • No olvides las gafas de sol, la salud de sus ojos también está en juego.
  • La ropa de vestir en sí misma es una buena medida para proteger nuestra piel. Utiliza ropa ligera y recuerda que los colores oscuros absorben más radiaciones UV que los claros, bloqueando su paso antes de que alcancen la piel.
  • Usa sombrero, te ayudará a proteger los ojos y el rostro del sol. Son preferibles los de ala ancha ya que protegen mayor superficie.
  • Aplica crema solar con protección en las partes del cuerpo que vayan a quedar expuestas. Debemos asegurarnos que proteja frente a rayos UVA y UVB y preferiblemente que sea resistente al agua.

PROTÉGETE DEL SOL

Ser socio de SEMES tiene varias ventajas. ¡Descúbrelas! Hazte socio
close