USO CORRECTO DE LA CREMA SOLAR

Los protectores solares son agentes que ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas (UV) lleguen a la piel. Existen dos tipos de radiación ultravioleta, los rayos UVA y los rayos UVB. La luz UVB es la principal causa de las quemaduras por el sol. Dañan directamente el ADN de las células de la piel por lo que son responsables de la mayoría de los cáncer de piel. Los rayos UVA penetran en la piel más profundamente, se asocian con las arrugas, la pérdida de la elasticidad y otros efectos del fotoenvejecimiento y cada vez más se considera que la luz UVA desempeña un papel importante en algunos tipos de cáncer de piel.

Los protectores solares varían en su capacidad para proteger contra los rayos UVA y UVB.

 ¿QUÉ ES EL FPS?

El FPS (Factor de Protección Solar) es la medida de capacidad que tiene un protector solar para evitar que los rayos UVB dañen la piel. Así es como funciona: si su piel sin protección tarda 20 minutos en empezar a ponerse roja, al utilizar una crema solar con un FPS de 15 el enrojecimiento tardará en aparecer teóricamente 15 veces más (alrededor de cinco horas).

Otra forma de verlo es en términos de porcentajes: un FPS 15 bloquea aproximadamente el 93% de todos los rayos UVB. Un FPS 30 bloquea el 97%, y un FPS 50 bloquea el 99%. Pueden parecer diferencias insignificantes, pero si usted es sensible a la luz, o tiene antecedentes de cáncer de piel, esos porcentajes extras harán la diferencia. Y como puede ver, no hay un protector solar que pueda bloquear todos los rayos UV.

El modelo del FPS tiene ciertos puntos a considerar:

  • En primer lugar, ningún protector solar, independientemente de su capacidad, continúa siendo eficaz sin reaplicarse cada dos horas.
  • En segundo lugar, el enrojecimiento de la piel es una reacción a los rayos UVB y dice poco sobre el daño que los rayos UVA puedan hacer.

En todos los casos se recomienda un filtro solar de amplio espectro que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB.

CÓMO USAR CORRECTAMENTE LA CREMA SOLAR

Cada vez estamos más concienciados del uso de la crema solar con factor de protección pero no siempre realizamos un uso correcto de la misma. Desde SEMES Divulgación hemos recopilado una serie de recomendaciones:

  • Aplica la crema antes de salir de casa, unos 30 minutos previos a la exposición solar.
  • Extiéndela de forma uniforme y sé generoso, la cantidad de crema recomendada es de 2mg/cm2, lo que equivale a 6 cucharadas de café para un adulto de talla media.
  • No olvides aplicar la crema en ninguna zona del cuerpo, las orejas y los empeines suelen pasar desapercibidos.
  • Utiliza factor de protección solar (SFP) por encima de 30 y que proteja frente a las radiaciones UVA y UVB.
  • No olvides renovar tu crema cada cada 2 horas y siempre que realices un baño prolongado y/o secado con toalla. En niños aplica la crema con mayor frecuencia especialmente si juegan de forma continua en el agua.
  • No bajes la guardia los días nublados, las radiaciones solares atraviesan las nubes.
  • Las cremas solares tienen caducidad. No se recomienda usarlas en la siguiente temporada de verano ya que han estado expuestas a altas temperaturas, lo que no garantiza su capacidad de protección. Podemos consultar el período de utilización recomendado tras su apertura que figura en el dibujo en forma de tarro abierto que suele estar en el reverso del envase.
  • No es recomendable aplicar ningún fotoprotector de forma regular en niños menores de 6 meses. Mejor evitar la exposición solar directa.

 

USO CORRECTO DE LA CREMA SOLAR

Ser socio de SEMES tiene varias ventajas. ¡Descúbrelas! Hazte socio
close