CONDUCCIÓN SEGURA EN INVIERNO

El invierno es la estación del año en la que se producen más cambios meteorológicos con temperaturas extremadamente bajas y presencia de niebla, lluvia, nieve o hielo. Debemos estar preparados para utilizar nuestros vehículos y prever las posibles complicaciones que podamos encontrar durante los desplazamientos, ya sean cortos o largos.

CONSEJOS GENERALES

  1. Revisa el vehículo: de forma rutinaria debemos controlar el buen estado mecánico; especialmente comprobar los frenos, las escobillas, limpiaparabrisas, la luneta térmica, el alumbrado, las antiniebla y la presión, dibujo y ranuras (mínimo 1,6 mm) de los neumáticos.
  2. Prepara un kit de emergencia para tu coche formado por una o dos mantas, ropa de abrigo, pequeño botiquín, barritas energéticas, bebidas calientes, una linterna, rascador para quitar el hielo de los cristales y el cargador del móvil. Con él podrás hacer frente a posibles adversidades durante tus desplazamientos.
  3. Durante el invierno, reposta el depósito cuando esté a la mitad. En caso de nevadas podrías ver afectada tu ruta y tus puntos de repostaje habituales.
  4. Si tienes previsto realizar un viaje, consulta las afectaciones de tráfico por meteorología y la previsión de la misma.
  5. En situaciones de clima adverso existe una regla de oro: “ver bien y ser vistos”

 

CONDUCCIÓN SEGURA EN INVIERNO

 

LLUVIA

  • Enciende las luces de cruce para mejorar tu visibilidad.
  • Orienta la calefacción interior del vehículo hacia los cristales para combatir el vaho.
  • Ante el efecto aquaplaning (deslizamiento y descontrol del coche) levanta suavemente el pie del acelerador y sujeta con fuerza el volante, pero nunca frenes bruscamente.
  • Ten presente que la distancia de frenado es mayor con lluvia, por lo que aumentaremos la Distancia de Seguridad con el vehículo delantero.
  • Revisa el dibujo de tus neumáticos, debe estar entre 1,6 y 2 mm.

NIEBLA

  • Enciende las luces de cruce y las antiniebla.
  • Adapta la velocidad y distancia de seguridad con el vehículo delantero en función de la visibilidad.
  • No frenes bruscamente y evita los adelantamientos.
  • En caso de cualquier incidencia en carretera, enciende inmediatamente los intermitentes de emergencia, faros y alumbrado antiniebla.
  • Cuando la niebla sea muy densa, toma como referencia las marcas viales de la derecha de la calzada.
  • En autopista y autovía circula siempre por el carril derecho.
  • Presta especial atención a los vehículos de 2 ruedas y a peatones por ser menos visibles con niebla.

 

LLUVIA Enciende las luces de cruce para mejorar tu visibilidad. Orienta la calefacción interior del vehículo hacia los cristales para combatir el vaho. Ante el efecto aquaplaning (deslizamiento y descontrol del coche) levanta suavemente el pie del acelerador y sujeta con fuerza el volante, pero nunca frenes bruscamente. Ten presente que la distancia de frenado es mayor con lluvia, por lo que aumentaremos la Distancia de Seguridad con el vehículo delantero. Revisa el dibujo de tus neumáticos, debe estar entre 1,6 y 2 mm. NIEBLA Enciende las luces de cruce y las antiniebla. Adapta la velocidad y distancia de seguridad con el vehículo delantero en función de la visibilidad. No frenes bruscamente y evita los adelantamientos. En caso de cualquier incidencia en carretera, enciende inmediatamente los intermitentes de emergencia, faros y alumbrado antiniebla. Cuando la niebla sea muy densa, toma como referencia las marcas viales de la derecha de la calzada. En autopista y autovía circula siempre por el carril derecho. Presta especial atención a los vehículos de 2 ruedas y a peatones por ser menos visibles con niebla.

 

NIEVE

  • No frenes nunca de forma brusca, sólo conseguirás bloquear las ruedas.
  • Para aminorar la velocidad, reduce suavemente de marcha con mucha anticipación.
  • Procura no ser brusco con el volante para no perder adherencia.
  • Intenta conducir por las rodaduras que los otros coches han dejado.
  • Utiliza neumáticos de invierno, son importantísimos cuando la temperatura baja de los 7 º C ; por su composición tienen una mayor superficie de contacto.
  • Si no dispones de neumáticos de invierno asegúrate de llevar cadenas en tu coche y saber colocarlas.

VIENTO

  • Sujeta firmemente el volante.
  • Ajusta la velocidad para NO perder estabilidad del vehículo.
  • Respeta la distancia de seguridad lateral si adelantas a grandes vehículos.
  • Ten precaución a la salida de zonas abrigadas o túneles, puede haber rachas de viento.
  • En los adelantamientos a vehículos pesados extrema las precauciones. Si no es necesario, no realices adelantamientos.
  • Circulando por ciudad, bolsas y contenedores de basura pueden ocupar repentinamente la calzada, presta atención.

EN CASO DE EMERGENCIA

  • Recuerda que el número Europeo de emergencias es el 1-1-2.
  • Permanece dentro del coche. En caso de salir al exterior, lleva puesto el chaleco reflectante.
  • Mantén el motor del vehículo encendido y la calefacción puesta, y abre de vez en cuando las ventanillas para que se renueve el aire.
  • No te quedes dormido.
  • Comprueba que la salida del tubo de escape se mantiene libre para evitar que el humo penetre en el habitáculo.
  • Sintoniza la radio, ya que estarás informando de las predicciones meteorológicas, el estado de las carreteras y las indicaciones oficiales que  se estén dando.

 

CONDUCCIÓN SEGURA EN INVIERNO

Webgrafía

Ser socio de SEMES tiene varias ventajas. ¡Descúbrelas! Hazte socio
close