La lengua no se traga

La lengua es una estructura muscular cuya raíz está unida a la mandíbula y a un hueso llamado hioides. Cuando una persona se queda inconsciente (sea cual sea el motivo), los músculos que forman la lengua se relajan, por lo que si el paciente está boca arriba, la lengua se irá hacia atrás por su propio peso y por acción de la gravedad, pudiendo obstruir el paso del aire hacia los pulmones. Pero la lengua no se traga, simplemente, se va a hacia atrás.

 

La lengua no se traga

 

La maniobra que se utiliza para «retirar la lengua» en una persona inconsciente se denomina «frente-mentón» (el personal sanitario debería valorar el uso de alguna técnica alternativa en caso de sospecha de traumatismo). Para realizarla, hay que colocar una mano en la frente del paciente, otra debajo de la barbilla y echarle la cabeza hacia atrás. De esta manera, al elevar la mandíbula, como la lengua está insertada en ella, conseguiremos elevar la lengua y desobstruir la vía aérea.

Desde SEMES Divulgación hemos desarrollado esta infografía con toda la información relacionada con este tema.

La lengua no se traga

Ser socio de SEMES tiene varias ventajas. ¡Descúbrelas! Hazte socio
close