CUIDA TU CORAZÓN

El 14 de marzo se celebra el Día Europeo de Prevención del Riesgo Cardiovascular con el objetivo de aumentar la concienciación para avanzar en la prevención y control de los factores de riesgo cardiovasculares como son el tabaquismo, el aumento del colesterol, la hipertensión, la diabetes sin control, la obesidad y el sedentarismo. También acerca de otros nuevos factores de riesgo que facilitan el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, como la apnea del sueño, el estrés, la contaminación y el consumo de drogas.

Miles de ciudadanos reciben cada año un diagnóstico de hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes u obesidad. A todos se les explica cuáles son los riesgos que implican estos trastornos y qué cambios deben realizar para controlarlos. Los estudios demuestran que, a pesar de la buena disposición inicial, más de la mitad fracasa en su intento de conseguir una vida más saludable.

CUIDA TU CORAZÓN

Igual que hicimos el año pasado, desde SEMES Divulgación queremos ayudar a concienciar de la necesidad de adoptar hábitos saludables que disminuyan la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. Para ello, os presentamos unas medidas que ayudarán a reducir el riesgo cardiovascular.

HÁBITO DE FUMAR

Cada año mueren en nuestro país 60.000 personas debido al tabaquismo. Esta cifra equivale a que cada día se estrellara un avión lleno de pasajeros y fallecieran todos sus ocupantes.

La incidencia de patología coronaria en paciente fumadores es tres veces mayor que el resto de la población. La posibilidad de padecer una enfermedad cardiaca es proporcional a la cantidad de cigarrillos que se fuman al día y al número de años que se mantiene este hábito nocivo.

Dejar de fumar no es fácil pero tampoco imposible, existen programas para dejar de fumar que se ofrecen en centros de salud, hospitales de referencia y en algunos lugares de trabajo. Si quieres dejar de fumar, es importante pedir ayuda.

TENSIÓN ARTERIAL ELEVADA

Estas cifras, se han fijado en 140/90 mmHg. Son los valores en los que se considera que una persona es hipertensa.

Cuando la presión arterial está elevada permanentemente las arterias acaban sufriendo daño y el paciente se convierte en un gran candidato para padecer problemas cardíacos (infarto, angina, insuficiencia cardíaca), renales y cerebrales.

En muchas ocasiones la presión arterial está elevada por malos hábitos de vida, los cuales podemos modificar. Una vez se ha realizado el diagnóstico primero se debe comenzar instaurando medidas dietéticas (disminuir el consumo de sal, reducir el consumo de alcohol y perder peso en caso de obesidad o sobrepeso) y realizar ejercicio físico. Cuando estas medidas no resultan óptimas existen tratamientos farmacológicos que ayudan a disminuir los niveles altos de tensión arterial.

NIVELES ALTOS DE COLESTEROL

El colesterol elevado representa un gran factor de riesgo cardiovascular. La hipercolesterolemia desgraciadamente no da síntomas. Por lo tanto, se deben realizar controles analíticos para poder conocer los valores.

Se puede tener un peso adecuado, tener una vida saludable, hacer ejercicio… y aun así tener unos valores elevados de colesterol. Esto se debe a la hipercolesterolemia familiar, una mutación genética y hereditaria.

Muchas personas disminuyen los valores elevados de colesterol simplemente con una dieta saludable (disminuyendo el consumo de grasas saturadas y grasas trans) y realización de ejercicio físico. Pero otras, deberán tomar fármacos.

 

CUIDA TU CORAZÓN

DIABETES

Es una enfermedad crónica en la cual se produce un exceso de glucosa debido a la poca o escasa producción de insulina en el páncreas, esto impide que la glucosa llegue a las células del cuerpo, lo que conlleva a trastornos en diferentes órganos (ojos, sistema nervioso, riñones, pies y corazón).

Las medidas que ayudan a controlar la diabetes son, sobre todo, una alimentación saludable, realización de ejercicio y en algunos casos es inevitable la utilización de antidiabéticos orales o insulina.

OBESIDAD, ESTILO DE VIDA SEDENTARIO Y ESTRÉS

Cuando existe sobrepeso u obesidad el perder unos kilos ayuda a reducir los niveles de presión arterial, colesterol, triglicéridos y a mejorar el metabolismo de la glucosa.

Es importantísimo tener una dieta equilibrada. Consumir diariamente cinco o más raciones de frutas y verduras, consumir cereales integrales, tomar legumbres y pescado varias veces a la semana, reducir considerablemente la ingesta de sal. Limitar el consumo de grasas y estimular la ingesta de ácidos grasos esenciales (omega 3), eliminar el consumo de ácidos grasos “trans” (bollería industrial, precocinados y aperitivos). TomaR pescado y carnes de pollo, pavo y conejo y disminuir el consumo de carnes rojas y embutido.

A todo esto, se le suma el hecho de realizar alguna actividad física. Practicar, al menos, 30 minutos diarios de ejercicio de intensidad moderada es la mejor receta para reducir el riesgo cardiovascular y mejorar la forma física. Lo que también ayuda a reducir el estrés.

 

CUIDA TU CORAZÓN

 


BIBLIOGRAFÍA

http://www.dmedicina.com/enfermedades/enfermedades-vasculares-y-del-corazon/factores-de-riesgo-cardiovascular.html

http://www.fundaciondelcorazon.com/prevencion/riesgo-cardiovascular.html

http://www.revespcardiol.org/es/factores-riesgo-cardiovascular-perspectivas-derivadas/articulo/13116658/

http://www.revespcardiol.org/es/content/articulo/90200648/

http://scielo.isciii.es/pdf/medif/v11n3/revision.pdf

http://www.diabetesbienestarysalud.com/2014/02/azucar-y-problemas-cardiacos/

http://www.diabetesbienestarysalud.com/2013/02/que-es-diabetes/

http://www.fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2735-estres-y-riesgo-cardiovascular-icomo-se-relacionan.html

Ser socio de SEMES tiene varias ventajas. ¡Descúbrelas! Hazte socio
close