Gastroenteritis aguda, ¿qué hacer?

La gastroenteritis es una inflamación del estómago y el intestino que provoca un mal funcionamiento de estos. La gastroenteritis aguda es una enfermedad frecuente que todo el mundo suele padecer en algún momento a lo largo de la vida. La mayoría de los casos se resuelven sin complicaciones al cabo de pocos días (2 o 3), aunque puede ocasionar complicaciones, llegar a durar más de 2 semanas y ser muy grave.

Habitualmente está causada por distintos tipos de virus o bacterias, aunque también puede ser debida a parásitos, fármacos o tóxicos. Se trata, la mayoría de las veces, de una enfermedad infecto-contagiosa, que se transmite de persona a persona o, más habitualmente, debido a la ingestión de agua o alimentos contaminados.

SÍNTOMAS

Sus síntomas principales son vómitos, diarrea, dolor abdominal, retortijones y fiebre. El principal problema que se puede presentar es la deshidratación, por lo que hay que prestar especial atención a este aspecto. Ya que lo más común es que esté causada por un microorganismo, la higiene y el cuidado de los alimentos y las manos va a ser la principal forma de evitarla.

CÓMO PREVENIRLA

  • Lávate las manos cuando vayas a preparar la comida, antes de sentarte en la mesa a comer así como después de ir al baño.
  • No bebas agua que no sea potable, de igual manera no la uses para cocinar, lavar los alimentos o cepillarte los dientes. Esto es especialmente importante cuando estés en la naturaleza o en el extranjero donde desconozcas la calidad del agua del grifo (en este caso lo recomendable es beber agua mineral embotellada). Ojo con los hielos en las bebidas, las infusiones y el café.
  • Lava bien la fruta y la verdura con agua potable, sobre todo si vas a consumirla cruda.
  • Evita comer carnes, pescados y mariscos crudos o poco cocinados, especialmente cuando no tengas la certeza de que se hayan conservado adecuadamente. Para comer pescado crudo (sushi) que no proceda de ríos o piscifactorías es imprescindible que haya sido congelado 24 horas a -20ºC o una semana a -18ºC.
  • Ten especial cuidado con aquellos alimentos que deben conservarse en el frigorífico desde su compra o una vez abiertos: almacénalos adecuadamente y deséchalos cuando proceda. Ten en cuenta las fechas de caducidad.
  • No comas alimentos en mal estado. Presta atención a la mayonesa y otras salsas que contengan huevo crudo, y evítalas en bocadillos o alimentos no refrigerados.
  • Es importante que si comes un helado sea de un sitio y/o marca de confianza.
  • Sé escrupuloso con la limpieza en la cocina, sobre todo con los utensilios y las superficies como las tablas de cortar. Límpialos y lávate las manos con frecuencia mientras cocinas.
  • Si alguien en el domicilio está con gastroenteritis, desinfecta periódicamente el retrete y aquellos sitios que puedan haberse contaminado con heces o vómitos para evitar que se contagien más personas.

QUÉ HACER ANTE UNA GASTROENTERITIS

  • Lo más importante es mantenerse hidratado. Bebe pequeñas cantidades (un sorbo) de líquido cada 30-60 minutos, sin darte atracones. Ve aumentando la frecuencia poco a poco.
  • No tomes bebidas isotónicas para deportistas, podrías empeorar el cuadro. Existen en las farmacias sueros hipotónicos preparados o polvos para su preparación especialmente pensados para estos casos. También se puede preparar una limonada alcalina casera con 1 litro de agua, 2 cucharadas soperas de azúcar, una pizca de sal, una pizca de bicarbonato y el zumo de 2 limones.
  • Cuando toleres los líquidos y puedas empezar a comer, evita alimentos con fibra, grasos o productos lácteos. Comienza con arroz blanco, pollo cocido con zanahoria, patata cocida, merluza al vapor, pan tostado, jamón cocido, manzana o plátano. Come cantidades pequeñas y varias veces. Nada de café, y si eres fumador, el tabaco mejor dejarlo.
  • Acude al centro sanitario si los vómitos o las deposiciones van acompañadas de sangre, moco, huelen muy mal o no ceden en 2 ó 3 días. Otros motivos de consulta pueden ser la fiebre alta, no tolerar la ingesta de líquido durante mucho tiempo, síntomas de deshidratación aguda (sequedad importante de piel y boca, mareo al levantarte de la cama, ojos aparentemente hundidos, desmayo…) o tener una enfermedad que pueda verse gravemente afectada por la gastroenteritis, como por ejemplo la diabetes.
  • No tomes antidiarreicos (ni otros fármacos como antibióticos) sin que te los haya recetado un médico. Aunque sea molesta, la diarrea es la forma que tiene el cuerpo de eliminar los microorganismos causantes de la gastroenteritis y podrías alargar y agravar el cuadro.

 

Gastroenteritis aguda, ¿qué hacer?


Referencias:

  • Consejos para el viajero. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/consejosViajero.htm
  • Bujanda Fernández de Piérola L, Barrio Andrés J. Diarrea aguda. En: Ponce García J, Editor. Tratamiento de las enfermedades gastroenterológicas. 3ª ed. Barcelona: Elsevier España; 2011. p.201-2011.
  • Santolaria S, Guirao R, Belloc B. Diarrea aguda de naturaleza infecciosa. En: Montoro MA, García Pagán JC. Gastroenterología y hepatología. 2ª ed. Madrid: Jarpyo; 2012. p.593-606.
Ser socio de SEMES tiene varias ventajas. ¡Descúbrelas! Hazte socio
close